jueves, 13 de noviembre de 2008

Científico venezolano participa en censo de mamíferos marinos en Guyana Francesa

Para Jaime Bolaños, investigador principal de la Sociedad Ecológica Venezolana Vida Marina, esta experiencia le ha permitido tener acceso a una plataforma tecnológica y de capacitación de talento humano, que podrá ser implementada en estudios similares en Venezuela

Evelyn Guzmán
Venezuela

Sobrevolando a escasos 183 metros de altura, el mar territorial de la Guyana Francesa, el científico venezolano Jaime Bolaños no dejaba de sorprenderse ante la belleza de las grandes ballenas y cachalotes.
De hecho, este biólogo marino egresado de la Universidad de Oriente (1988) con postgrado en Manejo de Fauna Silvestre y Acuática de la Universidad Simón Bolívar (1995), se convirtió en el primer científico, especializado en mamíferos marinos, en documentar la presencia de la ballena rorcual común, Balaenoptera physalus, y del cachalote Physeter macrocephalus, en las aguas de la Guyana Francesa, que se extienden hasta unas 200 millas náuticas en el Océano Atlántico occidental.
Bolaños, investigador principal de la Sociedad Ecológica Venezolana Vida Marina (Sea Vida), fue invitado a participar de la campaña científica organizada por la Agencia de Áreas Marinas Protegidas del Ministerio de Ambiente de la Guyana Francesa y el Centro de Investigación de Mamíferos Marinos de la Universidad de la Rochelle, Francia.
El objetivo de este estudio, que acaba de culminar, fue realizar un censo aéreo de los delfines, ballenas, tortugas y tiburones a fin de enriquecer los conocimientos sobre la distribución y la abundancia de estos organismos poco estudiados, en una zona caracterizada por la diversidad de hábitats marinos.
Para Bolaños ha sido una experiencia provechosa por cuanto le ha permitido tener acceso a una plataforma tecnológica y de capacitación de talento humano, que podrá ser implementada en estudios similares en Venezuela.
“Hasta el momento, los únicos censos aéreos que se han hecho en Venezuela para grandes vertebrados marinos, fueron llevados a cabo por investigadores norteamericanos en los años 78 y 79. Este convenio abre una alternativa de cooperación estrecha entre Sea Vida y la Universidad de La Rochelle que permitirá un intercambio de experiencias beneficioso para ambas partes”.

PROYECTO INTEGRADOR
Vicente Ridoux, director del Centro de Investigación de Mamíferos Marinos de la Universidad de La Rochelle (Francia), explicó que este proyecto, en el que participan destacados científicos de Venezuela y de la Isla de Martinica, forma parte de un programa de cinco años, dedicado a registrar la cartografía náutica y a censar la diversidad de cetáceos en las cuatro regiones de ultramar pertenecientes a Francia. Añadió que estas zonas abarcan 11 millones de kilómetros cuadrados, por lo que planificaron ejecutar la campaña científica 2008 para el Caribe y Guyana, 2009 le corresponderá al suroeste Indio mar, 2010 Nueva Caledonia, para finalizar en 2011 en la Polinesia. “El principal logro es que se trata de la primera encuesta de esta importancia en Guyana y en la región. En consecuencia todo es nuevo. Hemos quedado especialmente impresionados por la abundancia de cetáceos en las áreas”.
Informó que el estudio ha permitido encontrar dos especies de delfines: “el delfín de Guyana que es muy costero y el delfín nariz de botella que abunda en toda la zona marítima de la Guyana y mas allá de los fondos marinos de la plataforma continental destaca el descubrimiento de ballenas rorcuales y los cachalotes, los cuales atestiguan las riquezas de la biodiversidad marina de Guyana”.Dijo que los análisis de los datos se llevarán a cabo durante el invierno en la mencionada universidad francesa y esperan presentar los resultados de la investigación durante la próxima reunión anual de la Comisión Internacional Ballenera.
“Al final, cuando todos los territorios franceses de ultramar estén cubiertos, estaremos en capacidad de ofrecer un conjunto de datos sobre los mamíferos marinos y su distribución preferencial de los hábitats, que serán de interés para la conservación de estas especies en todas las regiones tropicales”. REFERENCIA PARA VENEZUELA
A juicio de Jaime Bolaños, los resultados del proyecto serán una referencia para Venezuela, “ya que estamos muy cerca en el Atlántico y pudiera suceder que la situación aquí, sea similar a la de nuestro Atlántico, pero para confirmarlo deberíamos realizar un estudio utilizando los mismos protocolos y metodología”.
Precisamente, el especialista en biología marina considera que la situación de los mamíferos marinos en las costas venezolanas “en términos generales, es buena”.
“En algunas regiones parece haber capturas intencionales para uso como carnada para tiburones y también muertes accidentales en redes de pesca. Sobre esto no existe mucha información científica y no sabemos en qué magnitud puede estar ocurriendo”.
La buena noticia es que estos científicos se encuentran evaluando la posibilidad de realizar un acuerdo para intercambio de especialistas entre Venezuela y Francia.
“En este caso, como un resultado concreto de nuestra participación en este proyecto, ya tenemos un acuerdo para la realización de un taller internacional sobre conservación, manejo y técnicas de investigación aplicadas a mamíferos marinos, para el cual contaremos con la participación del colega Stephan Jerome de la ONG de la Isla de Martinica, Sepanmar, y que estaremos celebrando durante el primer trimestre del 2009”.

Sea Vida La Sociedad Ecológica Venezolana Vida Marina (Sea Vida) es una organización ambiental sin fines de lucro, creada en la ciudad de Maracay, estado Aragua, en el año 2001 con el objetivo de promover y ejecutar actividades y proyectos de investigación, educación ambiental, formación de recursos humanos e intercambios científicos a nivel nacional e internacional en beneficio de la conservación de cetáceos, sirenios, quelonios, y sus hábitats.
Para el científico Jaime Bolaños, esta institución dedica una parte prioritaria de sus esfuerzos a suplir las deficiencias que existen en cuanto a la formación de talento humano especializado en este campo, “lo cual hacemos por medio de talleres de actualización en diferentes tópicos relacionados con la conservación de la fauna y ambientes marinos”.
Por su parte, Auristela Villarroel, directora de Proyectos de Sea Vida, anunció que la participación en el equipo internacional de científicos para conocer la diversidad biológica del mar de la Guyana Francesa, representa “un reconocimiento a la labor que Bolaños y el equipo humano de Sea Vida vienen realizando durante los últimos años para posicionar a Venezuela como uno de los países latinoamericanos que mayores esfuerzos dedica a la conservación e investigación de estas especies marinas”.

Perfil
Jaime Bolaños es miembro activo de la Sociedad Latinoamericana para el Estudio de los Mamíferos Acuáticos desde 2004, así como también integrante de The Society for Marine Mammalogy desde 1995. Tiene más de 20 publicaciones y 26 presentaciones en innumerables congresos nacionales e internacionales. Además de su trabajo como investigador de Sea Vida, se desempeña como Asesor Internacional para el diseño de la “Estrategia Nacional para el Desarrollo del Ecoturismo de Avistamiento de Cetáceos del Perú”, participa como invitado del comité científico de la Comisión Ballenera Internacional y miembro del grupo de expertos para el diseño del Plan de Acción para la Conservación de los Mamíferos Acuáticos de la Región del Gran Caribe.

1 comentario:

aisnet dijo...

Desde otro rincón del mundo , trabajando por las mujeres y sus derechos compartimos tu trabajo. Gracias . http://mujerdelmediterraneo.blogspot.com.es/2012/04/hablar-desde-el-alma-y-la-vida-blogs-en.htm